fbpx

Arcano Mayor El Loco | Arquetipo

 El arcano mayor El Loco es también el Arquetipo del espíritu. El es aventurero e impulsivo. Además lleva una fuerza integradora de aspectos negativos y positivos. Este arcano se viste de todos los arcanos mayores del tarot. Podes visualizarlo como la primer o última carta. El Loco pasa por todos los niveles. Sin la energía del loco nada sería posible.

Arcano Mayor El Loco Carta número 0 del Tarot

Su naturaleza inquietante puede adentrarnos a vivencias agradables o desagradables, ya que el loco es la representación de la demencia y la estupidez. A pesar de eso, han quedado algunos conceptos atrás, porque un loco es también el original, el ingenioso, el sabelotodo que rompe con algunas reglas de la sociedad en la que vive. No se deja embaucar tan fácil, aunque lo ridiculicen. Depende la lectura puede cumplir el rol del “inocente”.

En el Tarot el loco es una carta de cambio

Dejemos fluir que las cosas vayan por su curso, y nos desestructuremos. Liberar todo lo que cargamos en nuestra mochila sería confortable. El arcano mayor El Loco nos activa, nos presta toda su espontaneidad para lanzarnos a lo desconocido.

A veces es bueno hacer cosas que nunca hemos hecho o decirle a alguien lo que piensas sin importar su opinión. Como presentarte en público sin miedo al ridículo. Imagina ahora todo lo que puedes hacer con este arcano mayor El Loco.

Les sumo aquí unas palabras de la autora Sallie Nichols de su libro Tarot y Jung. Y también una pequeña historia que ayuda a pensar esta carta tan loca 😉

El Loco de Rider Waite Sallie Nichols nos cuenta

Como un delicioso joven por su vestido floreado y una rosa en la mano, es casi andrógina, que combina de un modo feliz las cualidades masculinas y femeninas. En muchas culturas primitivas los dioses, así como los primeros humanos, se consideraban bisexuales, lo que simbolizaba el primitivo estado de totalidad que existía antes de que se separaran los opuestos: cielo-tierra, macho-hembra.

El vestido que lleva el Loco le conecta, pues, con las dos cosas a la vez: con el poder primordial del Creador y con la inocencia de lo recién creado. A pesar del precipicio que tiene adelante, el joven Loco de Waite baila sin preocuparse por ello. Su cabeza está rodeada de las nubes de ensueño de un mundo perfecto, liberado de toda miseria, y su corazón anhela aventuras y amoríos. Tiene un aspecto tan ingenuo como Parsifal.

El Parsifal de Richard Wagner

Parsifal de Richard Wagner es una ópera iniciática en tres actos, una Bühnenweihfestspiel (representación dramática y sagrada) creada en el año de 1882.

Aquí el Primer Acto:

Este se desarrolla en Salva Tierra – situada en las regiones montañosas de Occitania – donde se eleva una alta montaña de nombre Monsalvat (Monte de Salvación). El rey Titurel la fortificó y en la cumbre edificó un castillo llamado Gralsburg, rodeado de un bosque, y en su interior se encuentra el Templo de Grial.

El eremita Gurnemanz, antiguo escudero de Titurel, se va hacia el baño en el Lago Sagrado donde encuentra al rey Amfortas, hijo de Titurel, quien padece una herida incurable y busca en las Aguas Sagradas del Lago un alivio para sus sufrimientos.

Gurnemanz, al enterarse del estado del Rey, le entrega un bálsamo, que le había traído Kundry, con esperanzas de que esta especie de elixir le aliviara sus dolores. Después de la partida del Rey, el eremita les cuenta a los escuderos que la grave y misteriosa herida de Amfortas había sido provocada por Klingsor quien, con objetivo de apoderarse de la Santa Lanza para convertirse en el Maestro del Grial, envió a Kundry para seducirlo, y cuando el Rey entró en su jardín encantado lo hirió apoderándose de la Lanza que traía.

Lo dramático es que la herida de Amfortas sólo dejará de sangrar cuando sea tocada de nuevo con la Lanza, lo que sólo sucederá cuando esta sea recuperada por un ser “inocente convertido en sabio por la piedad”. De repente, se escucha un grito agudo: a un joven desconocido (Parsifal) se le acusa de matar a un Cisne blanco.

Gurnemanz le habla del Santo Grial y, como Parsifal no sabe de qué se trata, el eremita cree que él es el “inocente sabio” tan esperado. Por eso, lo conduce hacia el castillo, más concretamente al salón del Templo del Grial, con la finalidad de asistir al Banquete Sagrado celebrado por Amfortas y con la esperanza de que él salve a su rey.

Para sorpresa de Gurnemanz, Parsifal no solo no entiende nada de la naturaleza de esta ceremonia, sino que permanece indiferente al sufrimiento de Amfortas. Gurnemanz, furioso, lo expulsa (Jung & Franz)

Análisis

Su falta de conciencia le impidió hacer la pregunta esencial en el Castillo del Grial. No había integrado su ánima y no pudo hacer la pregunta compasiva y sanadora. Aún no comprende lo que pasa y, por tanto, no entiende por qué es expulsado del Castillo del Grial (Jung y Franz).

Parsifal no se entiende a sí mismo y está aislado de su ser interno. Fracasa porque se preocupa demasiado por su reputación y teme ser puesto en ridículo por sus pares, y no se guía por su propio corazón (Campbell)

Más adelante, Parsifal comprende la naturaleza espiritual del Grial con ayuda de un ermitaño, más consagrado al mundo interior. El ermitaño le ayuda a expandir su conciencia y a integrar su ánima.

Cerca de su edad madura, Parsifal coloca un vestido harapiento dentro de la armadura del Caballero Rojo (esto representa su complejo materno o su deseo de que el mundo cuide de él) y de nuevo puede entrar al Castillo para hacer la pregunta del Grial, una pregunta acerca de la expansión de la conciencia y de preocupación por algo más grande que él mismo (Jung y Franz)

En lo general el arcano mayor El Loco en una lectura de tarot cobra mayor significado cuando lo interpretas con más de una carta. El loco se transforma en cada de uno de los arcanos, es pura energía creadora que va tomando forma. Te invito a que leas estas combinaciones y puedas comprender a lo que me refiero. Es la combinación con Los Amantes y la otra combinación es con El Mago.

 

Deja un comentario