fbpx

Arcano Mayor La Estrella | Arquetipo

El arcano mayor La Estrella en una lectura de tarot representa los deseos y las esperanzas como los anhelos más profundos del consultante.

Con La Estrella nos señala que este es el mejor momento para soñar y ser nosotros mismos. Encontrar nuestro espacio para sentirnos libres, renovados y despojados de todo mal. Permitirnos cumplir esta vez un sueño.

La Estrella Carta número 17 del Tarot

Es una de las cartas más alentadoras del mazo del tarot. La Estrella es el rejuvenecimiento del alma. Al fin estamos colmados de esperanzas, estamos viendo posibilidades y una de ellas, será alcanzada.

Antes de La Estrella tuvimos una experiencia devastadora con el arcano mayor La Torre que pudo haber sido física, espiritual o material. La Estrella nos puso ahora en un lugar con menos cargas que llevar. Ya sin vendas en los ojos y dejarnos guiar. Acompañar a la buena suerte y cumplir el deseo.

La Estrella nos da esperanza cuando creemos que todo está acabado. Sentimos que somos capaces de transcender cualquier obstáculo. Ten en cuenta que esta carta es un pasaje interno que proviene de fuentes femeninas.

Si tenemos que describir a alguien, sea mujer u hombre, representa a una persona soñadora y transparente. Siempre mantiene ese espíritu jovial. Alentador, no cree en los imposibles.

En lo general en una situación el Arcano Mayor La Estrella

Perfila todo muy bien, siempre y cuando, mantengas esa fe firmemente. La esperanza es lo último que se pierde, aún así jamás te dejes rendir. Este es el momento en que “debes” perseverar.

Mientras tanto escucha tus intuiciones para dejarte guiar y llegar a destino. Los proyectos o ideas serán favorables. Ten fe.

En el amor es una carta maravillosa, es tiempo de calma para fortalecer el vínculo con armonía. Hay nuevas esperanzas o recomienzo en la pareja. Pueden ser cuando decides ser mamá o papá.

En sí, es cuando la relación sube de nivel con un mayor compromiso.

Si estás soltero conocerás a alguien, el arcano mayor La Estrella representa a los inicios también.

Al derecho, esperanzas, inicios y proyectos favorables. Una nueva etapa destinada a vivir. Progresos. Deseos y sueños cumplidos. Buena suerte. Talento.

Al revés, nos sentimos nostálgicos y dejamos pasar el presente. Preocupaciones. Desesperanza. Pérdida. No tenemos fe. Desconfiados. Nos desviamos del camino. Visiones falsas. Depresión.

¿Qué más dices de La Estrella? ¡Espero tus comentarios más abajo!

Como La Estrella también es carta de inspiración sigue leyendo a…

Elizabeth Vejarano Soto sobre “El ánima como impulso vital del ensoñador de palabras” que describe así:

En el recodo del río una mujer se ha hundido, ella colma y vacía el cántaro que sube y baja y recoge aguas nuevas. De su uso masculino el cántaro trasciende de su íntima feminidad de aguas profundas, convirtiéndose en ánfora. Así el ensoñador de la palabra transforma el universo, llena los nombres con tinta de colores, con aguas perfumadas que se mezclan en la danza de la imaginación. Es posible que una vela suplente al árbol. ¿Quién engaña a quién? ¿El que no se sale de la rigidez de la significación o el que brota en palabras que fluyen perennes? La vida de las cosas nos sorprende y por ello ningún nombre será capaz de congelar la fruición del cosmos que avanza.

Deja un comentario