Arquetipos Tarot Junguiano

Arquetipo El Diablo

arquetipo el diablo

El Demonio

Representa pruebas duras a superar porque nos enfrentamos con nuestra “sombra”, es aquello que negamos y no nos permitimos conocer; al no asumir vamos como ciegos camino hacia la desdicha.

La sombra no sólo pone en juego al hombre todo, sino que también le recuerda al mismo tiempo su desamparo y su impotencia. Para naturalezas fuertes ¿o hay que decir más bien débiles? No le gusta esta alusión y se fabrican entonces algún más allá del bien y del mal. C.G.JUNG.

El Arquetipo la sombra encarna las debilidades, las dificultades, y las tentaciones como los vicios.

En el tarot

Hay un rechazo inmediato al ver la imagen de la carta. Unos de sus significados que viene a decirnos es temor, engaño, y estafa, según también, combinaciones con otros arcanos. Además de uniones pasionales y todo lo referido al área sexual o carnal.

En lo emocional

No somos lo suficientemente fuertes, puede estar anunciándonos las repetidas experiencias que nos lleva al mismo pozo oscuro sin salida.

Von Franz, discípula de Jung dice – Si es un amigo el que nos habla de un defecto nuestro, lo más probable es que no se lo aceptemos y le respondamos que no tiene la autoridad moral para hacerlo, pero ¿qué podemos decir si son nuestros propios sueños los que nos están haciendo el reproche?
La sombra también puede verse en sueños.

También agregar a Sallie Nichols, en un párrafo de su libro Jung y el tarot, del diablo dice.- El dibujo de esta carta (figura central elevada con dos pequeños acólicos a sus pies) muestra unas diferencias importantes con respecto a la del Papa. El Diablo trabaja a espaldas de sus ayudantes, mientras que el Papa lo hacía de frente. El Papa, con su mano derecha alzada, parecía bendecir; los dos dedos juntos concordaban a sus hijos que el conflicto moral tiene que ser combatido; los tres dedos ocultos simbolizaban el misterio de la Santísima Trinidad. En contraste con esto, en la carta número quince la mano del Demonio, más parecida a una pezuña, nos indica que solamente le interesa la dimensión limitada del poder terrenal. Su mano parece estar tiesa, saludando con arrogancia; no se diferencia mucho de aquella forma en que se saludaba respondiendo auténticamente ¡Heil Hitler!

Lee sobre Arquetipo El Papa (Un análisis sobre una publicidad, si es que te interesa)

Si quieres el libro de Sallie Nichols – Jung y el Tarot

 

Otra forma de interpretar al Diablo

La muerte de la virgen | La Mort de la Vierge. Caravaggio 1606 | Museo del Louvre, París Francia.

 

Una de las obras más escandalosas de este artista tenebrista, fue encargada por Laerzio Cherubini para su capilla en la iglesia carmelita de Santa María della Scala. (Roma-1601).

Obra rechazada completamente por la representación de María, unos dicen que la modelo era una prostituta, o el cuerpo muerto de una mujer ahogada, sus pies desnudos, hinchada y sobre todo oscuro y sin presencia de la luz divina, representa Caravaggio una realidad del dolor humano, María señala el suelo y toca su vientre, y se observa un leve gesto en sus labios sin vida con sabor a muerte, desparramando el desgarro en todo su alrededor, en la escena María Magdalena y los Apóstoles, algunos se ven pensativos, distraídos y ocultos.

El dramatismo de esta obra tenebrista tiene luz solo para aquel que puede ver su sombra.

Te invito a que sigas leyendo la poesía  “LA REGENERACIÓN DE LA SOMBRA” 

Comenta

comments